Un hilo rojo, invisible, conecta a aquellos que están destinados a encontrarse, a pesar del tiempo, del lugar, a pesar de las circunstancias; el hilo puede tensarse o enredarse, pero nunca podrá romperse.

(Provervio Chino)

Celia Ling

Celia Ling

2/10/07

Jueves 13

Por la mañana lo primero es ir al consulado español a por el visado de Celia, todo sin problemas, tenemos todo lo necesario para llegar a España. Ya que estamos fuera del hotel nos llevan a un jardín típico al lado de una zona de compras, de verdad es muy bonito y aunque no tenemos nada que comprar, damos un tranquilo paseo disfrutando de nuestras últimas horas en Shanghai. Por la tarde a preparar las maletas para mañana, por fin ver a la familia.