Un hilo rojo, invisible, conecta a aquellos que están destinados a encontrarse, a pesar del tiempo, del lugar, a pesar de las circunstancias; el hilo puede tensarse o enredarse, pero nunca podrá romperse.

(Provervio Chino)

Celia Ling

Celia Ling

10/1/09

GRACIAS REYES MAGOS

Emoción en la cabalgata con algo de susto ante las carrozas, al día siguiente mucha alegría al ver los juguetes debajo del árbol, luego a disfrutar de ellos, un beso muy grande y hasta el año que viene Reyes Magos.