Un hilo rojo, invisible, conecta a aquellos que están destinados a encontrarse, a pesar del tiempo, del lugar, a pesar de las circunstancias; el hilo puede tensarse o enredarse, pero nunca podrá romperse.

(Provervio Chino)

Celia Ling

Celia Ling

30/9/09

DANDO PEDALES

Nuestra campeona en el primer día que coge su bici rosa que le trajeron los Reyes Magos, hasta ahora no llegaba a los pedales. Como podéis ver no se le da nada mal.