Un hilo rojo, invisible, conecta a aquellos que están destinados a encontrarse, a pesar del tiempo, del lugar, a pesar de las circunstancias; el hilo puede tensarse o enredarse, pero nunca podrá romperse.

(Provervio Chino)

Celia Ling

Celia Ling

12/8/09

PRE-VACACIONES

Antes de disfrutar unos días de merecido descanso en la playa, os dejamos unas perlas de nuestro tesoro.