Un hilo rojo, invisible, conecta a aquellos que están destinados a encontrarse, a pesar del tiempo, del lugar, a pesar de las circunstancias; el hilo puede tensarse o enredarse, pero nunca podrá romperse.

(Provervio Chino)

Celia Ling

Celia Ling

8/10/07

Viernes 14

Por fin volvemos a España, el viaje se hace durísimo, 11 horas de vuelo desde Shanghai a Amsterdam en las cuales Celia solo duerme 1hora, nosotros nada, nos toca una espera de casi dos horas en Amsterdam para volar con algo de retraso a Madrid, aquí duerme hasta el piloto, todos nosotros estamos "rotos" de cansancio. La llegada a eso de las 00:00 súper emocionante, toda la familia esperando con pancartas, hasta Magy vino a ver a Celia. Pero por fin Celia Ling duerme en su cama de Arganda del Rey.

No hay comentarios: