Un hilo rojo, invisible, conecta a aquellos que están destinados a encontrarse, a pesar del tiempo, del lugar, a pesar de las circunstancias; el hilo puede tensarse o enredarse, pero nunca podrá romperse.

(Provervio Chino)

Celia Ling

Celia Ling

14/1/17

Posdata

Se me olvida deciros que voy los viernes a clases de teatro.
Ayer fui por primera vez a las clases y me lo pase muy bien.
Ya os iré contando