Un hilo rojo, invisible, conecta a aquellos que están destinados a encontrarse, a pesar del tiempo, del lugar, a pesar de las circunstancias; el hilo puede tensarse o enredarse, pero nunca podrá romperse.

(Provervio Chino)

Celia Ling

Celia Ling

16/9/07

Jueves 30

Visitamos la impresionante Gran Muralla, nos dejo locos tanto de cansancio como de admiración. Llegamos hasta la primera torre y nos dieron el carné de héroes. Por la tarde y para relajarnos un poco estuvimos visitando los Huton, callejones típicos y milenarios de Pekín, ya no quedan muchos, se mantienen algunos como reclamo turístico.

No hay comentarios: