Un hilo rojo, invisible, conecta a aquellos que están destinados a encontrarse, a pesar del tiempo, del lugar, a pesar de las circunstancias; el hilo puede tensarse o enredarse, pero nunca podrá romperse.

(Provervio Chino)

Celia Ling

Celia Ling

20/9/07

Viernes 31

Después de lo de ayer difícil era el poder quedarnos con la boca abierta, pero tanto la plaza de Tiananmen como la Ciudad Prohibida, son dignas de ver, igual no tan espectaculares pero muy bonito, para culminar un día agotador visitamos el Templo del Cielo.

No hay comentarios: