Un hilo rojo, invisible, conecta a aquellos que están destinados a encontrarse, a pesar del tiempo, del lugar, a pesar de las circunstancias; el hilo puede tensarse o enredarse, pero nunca podrá romperse.

(Provervio Chino)

Celia Ling

Celia Ling

20/9/07

Sabado 1 de Septiembre

Ultimo día sin Celia, en estos días casi no nos ha dado tiempo de pensar en ello, pero solo recordar que nos quedan horas para poder tenerla en nuestros brazos....¡¡UF¡¡. El hilo rojo se estrecha y para calmar los nervios antes del viaje a Nanchang visitamos el Palacio de Verano, un tranquilo viaje en barco es el preludio a un cómodo viaje de hora y media de avión. Llegamos lloviendo, el hotel es espectacular, ahora toca descansar que mañana es el GRAN DIA.

No hay comentarios: